Se duerme mejor entre Memory Foam y sueños

¿Qué le pasa a tu cerebro cuando no duermes bien?

Dormir bien es necesario para mantener al cuerpo activo y en buen estado. Mientras dormimos nuestro cerebro, en cierta forma, se reinicia y se prepara para iniciar un nuevo día.

Mucho se dice de los efectos negativos ocasionados por no dormir, envejecimiento prematuro, ojeras, cansancio, pero, ¿sabes que tu cerebro también sufre cuando no duermes bien?

Los trastornos del sueño son un factor importante en cuanto a nuestra salud se refiere, pudiendo ser incluso detonantes de enfermedades cardiovasculares, así como de infartos cerebrales.

Al momento de dormir se lleva a cabo gran cantidad de actividad cerebral y se liberan grandes cantidades de hormonas que ayudan a la regeneración de neuronas y reparación de las capacidades mentales, así como distintos procesos que se llevan a cabo en nuestros cuerpos mientras dormimos.

Quizá hayas notado que tu concentración y la atención que pones en las cosas ha bajado por no dormir bien, afectando también tu estado de ánimo, lo que a largo plazo puede terminar en ansiedad o depresión. A continuación te mencionaremos algunos de los efectos que puedes sufrir.

Afecta el hipocampo.

El hipocampo es la región del cerebro que se asocia con los recuerdos, las emociones y el aprendizaje. El dormir 5 horas o menos puede afectar la forma en que se conectan las neuronas en el hipocampo, y con ello afectar la memoria y desarrollar alzheimer.

¿Te pasa que de repente no recuerdas cosas tan sencillas como dónde dejaste las llaves o en qué día estamos hoy? Puede ser una señal de que te falta dormir.

Afecta tu estado de ánimo.

Como mencionamos anteriormente, tu estado de ánimo se verá afectado por la falta de sueño. Al privarnos del sueño afectamos el centro emocional del cerebro, y por tanto se generan reacciones desmedidas ante ciertos estímulos.

Es normal que estés irritado, enojado o incluso triste por no dormir, lo que no es normal es que duermas menos de lo que tu cuerpo te pide.

Ralentiza el cerebro.

La actividad cerebral se vuelve más lenta, es por ello que cuando no duermes bien puede que te cueste más entender y procesar las cosas que te ocurren, te sientes pesado y lento.

Afecta la producción de melatonina.

Seguramente te ha pasado que no tienes sueño, y justo cuando logras que te de sueño, este se esfuma como por arte de magia.

Esto ocurre ya que la producción de melatonina (hormona encargada del ciclo del sueño) se ve afectada por la falta de sueño, lo que desencadena en un ciclo de insomnio continuo.

Riesgo de accidentes.

Dormir menos de 6 horas aumenta la probabilidad de tener un accidente por conducir con sueño debido a los efectos en la coordinación ocular, la desconcentración y la fatiga generada en el cerebro.

Si no has dormido adecuadamente, evita en todo momento el manejar y opta por otra opción de transporte como lo son taxi, autobús, etc.

Pérdida del tejido cerebral.

No dormir una noche puede ocasionar pérdida del tejido cerebral, ya que, los niveles de la sangre de las moléculas cerebrales aumentan, lo que puede desencadenar en un daño cerebral grave.

Aumenta el riesgo de derrame cerebral.

El no dormir bien puede aumentar el riesgo de padecer un derrame cerebral, pero no te preocupes, no te dará un derrame por una mala noche de sueño, el problema es cuando esta falta de sueño se da por un periodo prolongado de tiempo, por lo que si crees padecer de insomnio lo mejor será acudir a tu médico para una valoración.

Si bien la mayoría de estos problemas se ocasionan a largo plazo, nunca está de más comenzar a mantener un ciclo de sueño adecuado, esto ayudará a prevenir y reducir el riesgo de padecer cualquiera de estos síntomas.

Recuerda siempre acudir al médico en caso de insomnio prolongado, así como contar con un lugar adecuado para poder conciliar el sueño, un ambiente cálido y acogedor te ayudará a pasar una noche de sueño placentera.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dormir bien y llegar hasta la fase REM es clave para cuidar nuestra mente, cuerpo, salud y nuestra capacidad para reaccionar de manera más efectiva a los estímulos del día a día.

Hay muchas razones para tener un buen descanso y varias maneras para lograrlo.

Bienvenidos a REM, el lugar donde están nuestros sueños más profundos.