Se duerme mejor entre Memory Foam y sueños
Una alimentación saludable durante tu embarazo

Una alimentación saludable te hará dormir a gusto durante tu embarazo

No dejes que estos meses de ansiedad alteren tu descanso. ¿Lo que buscas es una dieta que te mantenga a ti y a tu bebé sanos, verdad? Pues lo primero que te recomendarán los especialistas será una alimentación saludable que te ayude a dormir justo como lo necesitas ahora. En este post queremos ayudarte a seguir esa recomendación al pie de la letra. 

Una alimentación saludable para que esperes cómodamente por tu bebé.

¡Ya puedes hacerte amiga de las calorías! Tu alimentación saludable depende realmente de ellas. Tus comidas diarias deberían acumular unas 1800 calorías o más, dependiendo de tu edad y del tiempo de tu embarazo. Para el primer trimestre, la revista MedlinePlus recomienda consumir 300 calorías más de lo usual. Necesitarás poco a poco más calorías mientras crece tu bebé. 

En todo caso, es importante que entiendas que esta no es una dieta para perder peso; es más bien todo lo contrario, aunque pueda parecerte raro. ¡Claro! Tu bebé requiere un esfuerzo extra, necesitas más energía y las calorías te ayudan con eso. Pero recuerda, tampoco se trata de comer en exceso. Eso te daría problemas para dormir bien por la noche:

  • No quieres sentir pesadez estomacal mientras intentas dormir.
  • La acidez es común durante el embarazo, comer de más no es buena forma de evitarlo.
  • Las comidas pesadas son enemigas de tu digestión, evita malestares y cuida esas porciones.
  • Distribuye esas 300 calorías de más entre todas tus comidas (y elige éstas muy bien).

Considera como buen ejemplo la guía práctica de Natalben, que desmiente el mito de que las mujeres embarazadas deben “comer por dos”. De hecho, el sitio hace énfasis en las complicaciones que pueda tener el aumento excesivo de peso durante la gestación. Entonces, ni muy poco, ni en exceso ¡lo necesario para tu bienestar!

¡Saber esto te podría ahorrar dinero! Probablemente no tengas necesidad de pagar a un nutriólogo o algún asesor para que te ayude con esto. Internet está lleno de guías y opiniones de especialistas. Puedes consultar las mejores fuentes sin necesidad de salir de tu casa. Por supuesto, si tienes más inquietudes de lo normal, no dudes en hablar personalmente con un profesional del área.

Dormir embarazada no necesariamente significa dormir mal

Puedes ganarle al mal sueño si sigues una alimentación saludable y además tomas en cuenta las recomendaciones médicas. Como podrás saber, dormir embarazada seguramente es lo que te dará la mayor cantidad de problemas en los últimos meses de gestación. Algunas posiciones cómodas podrían ayudarte, pero la verdadera solución está en tu plan alimenticio.

Las cenas deben ser las más ligeras. Lo “más pesado” deberías reservarlo para el desayuno o el almuerzo. Intenta comer la mayor cantidad en momentos lejanos a tu hora de dormir. Lo que necesitas es que tu estómago descanse durante la noche. Para lograrlo:

  • ¡Aléjate de la comida frita!
  • Nada de cafeína por estos meses.
  • Intenta tomar bebidas después o antes de las comidas, no durante las comidas.

Algunos ejemplos claros para que comas sano y duermas como mereces

Algunos ejemplos claros para que comas sano y duermas como mereces

Es cierto que las dietas deberían ser diseñadas de forma muy personal, una misma alimentación saludable para otras, no necesariamente lo es para ti. Lo ideal para ti sólo lo puedes saber tú misma, pero las guías que tienes en la web son clara referencia de lo que debes evitar comer, algunos ejemplos:

  • Carnes poco preparadas o no cocidas.
  • Leche cruda: lácteos sin pasteurizar y quesos blandos en el mismo estado.
  • El queso roquefort está especialmente prohibido para las embarazadas.
  • Pescados y mariscos crudos.
  • Atún rojo y pescados grandes.

Sea cual sea tu gusto por las comidas, debes leer con atención estas prohibiciones para cuidar de tu estado. Estos ejemplos de arriba son alimentos que afectan tu digestión, cada uno a su manera. Lo correcto sería evitarlos sin cuestionar tanto y no comer nada que se les parezca. Cuando ya por fin estés cargando a tu bebé, poco a poco podrás volver a los pescados y a la carne preparada a tu gusto.

La mejor dieta para ti debería contener frutas y verduras con vitamina C y ácido fólico. Mientras avanzas en tu embarazo, debes intentar comer más panes y granos para darle a tu cuerpo fibra, hierro y vitamina B. El calcio es algo que no puede faltar en tu plato, esto lo obtendrás del yogurt, la leche y las sopas de crema.

  • En tu desayuno puedes considerar el cereal de avena, la mermelada, una buena leche y algunos panes tostados.
  • Intenta comer un plato pequeño antes del almuerzo, una colación con frutas.
  • En el almuerzo puedes comer buenas porciones de carne (preferiblemente hecha al vapor).
  • Merienda pequeña con verduras.
  • Cena no muy cargada, intenta que tenga buenas proteínas.

Un último y excelente consejo para ti es evitar la medicación. Si intentar dormir te resulta más bien una pesadilla, intenta las formas más naturales. En línea tienes miles de ideas mejores que las pastillas. Ya viste cómo usar la comida para eliminar los problemas para dormir, está todo en tus manos para que así sea: prueba una alimentación saludable antes de acudir a una farmacia.

Puedes complementar tu descanso con almohadas de excelente calidad. Te invitamos a ver las cómodas almohadas que ofrece Luuna, visita su website.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dormir bien y llegar hasta la fase REM es clave para cuidar nuestra mente, cuerpo, salud y nuestra capacidad para reaccionar de manera más efectiva a los estímulos del día a día.

Hay muchas razones para tener un buen descanso y varias maneras para lograrlo.

Bienvenidos a REM, el lugar donde están nuestros sueños más profundos.