Se duerme mejor entre Memory Foam y sueños
Trastornos de Ansiedad

Trastornos de ansiedad en el confinamiento por Coronavirus

Desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el brote de COVID-19 como una pandemia global, es normal y sano que decidas aislarte de forma preventiva en tu hogar o seguir las medidas gubernamentales para frenar la propagación, lo que podría estar llevándote a trastornos de ansiedad en el confinamiento e inevitablemente haciéndote sentir peor.

Las razones por las que podrían haberse disparado esos brotes de ansiedad pueden estar asociadas al desconocimiento de las próximas medidas, la zozobra de los medios de comunicación, la sobreexposición de noticias alarmantes sobre el tema o incluso, el pánico por estar quedándote sin recursos.

Trastornos de ansiedad

El brote de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) puede ser estresante para muchas personas, el estrés y el miedo pueden llegar a hacerte sentir una ansiedad abrumadora, capaz de traer a la superficie emociones fuertes e incontrolables.

La ansiedad es un trastorno que aparece en niños y adultos por igual, en los más pequeños, al no saber manejar sus emociones, pueden agobiarse y llorar, o presentar comportamientos erráticos e incluso, introspección sin ninguna razón que puedan explicar.

Trastornos de ansiedad

Muchos médicos especialistas insisten que la ansiedad nos ayuda a prepararnos para responder de una manera más adaptativa y saludable, sin embargo, la mayoría de las personas, en especial durante este confinamiento, no encuentran posible tolerar cierto grado de incomodidad y pueden manejar su ansiedad de manera poco saludable.

Aunque también existen aquellos que ya han sentido este tipo de presiones, ya sean por eventos que no pueden controlar o por otros tipos de trastornos que los llevan a padecer ansiedad, y en este caso, han respondido bien ante el aislamiento.

Por eso, médicos como la doctora Tamar Chansky, Ph.D., psicóloga y autora de Liberarse de la ansiedad, se refieren a las condiciones subjetivas de cada persona para tratar la ansiedad, entendiendo que, aunque todos estamos viviendo una pandemia, cada persona siente de forma diferente y por ende, el grado de su ansiedad podría ser leve o severo.

Así que es comprensible que aquellos que tienen trastornos de ansiedad en confinamiento tengan muchos problemas para hacer frente a sus emociones, en especial cuando son personas con costumbres sociales elevadas, con costumbres de salir al mundo exterior como algo común o incluso, cuando no están acostumbradas a las medidas de no contacto entre las personas.

Cómo identificar la ansiedad

La ansiedad puede afectar la salud física y mental, existe evidencia clínica de los efectos a corto y largo plazo, tanto en la mente como en el cuerpo.

Las personas con ansiedad pueden experimentar una variedad de síntomas físicos y psicológicos, para determinar si lo que estás experimentado es un ataque de ansiedad, revisa los más comunes a continuación:

  • Sentirse nervioso, tenso o temeroso
  • Sentirse inquieto
  • Sentir ataques de pánico
  • Tener frecuencia cardíaca rápida o irregular
  • Respiración rápida o hiperventilación
  • Transpiración sin motivos
  • Temblores o espasmos
  • Fatiga
  • Debilidad
  • Mareo
  • Dificultad para concentrarte
  • Problemas para dormir o insomnio
  • Náuseas
  • Problemas digestivos
  • Sentir demasiado frío o demasiado calor
  • Dolor en el pecho

Cómo identificar la ansiedad con ayuda de Luuna

Algunos trastornos de ansiedad tienen síntomas adicionales, como:

  • Pensamientos obsesivos
  • Comportamientos compulsivos que apuntan a reducir la ansiedad causada por los pensamientos.
  • Períodos de alivio temporal, que siguen los comportamientos compulsivos

La ansiedad puede tener un efecto significativo en el cuerpo y cuando se presenta a largo plazo, aumenta el riesgo de desarrollar afecciones físicas crónicas.

De hecho, cuando una persona se pone ansiosa, estresada o asustada, el cerebro envía señales a otras partes del cuerpo, estas señales comunican a las extremidades que deben prepararse para luchar o huir.

Por eso el cuerpo responde, por ejemplo, liberando adrenalina y cortisol, que muchos describen como hormonas del estrés, durante los períodos de ansiedad, la respiración de una persona puede volverse rápida y superficial, lo que se denomina hiperventilación.

La hiperventilación permite que los pulmones tomen más oxígeno y lo transporten rápidamente por todo el cuerpo, pero este mecanismo donde el oxígeno adicional ingresa de forma constante y veloz es el que ayuda al cuerpo a prepararse para luchar o huir.

Los ataques de ansiedad y pánico debido a la fatalidad y pesimismo ahora se intensifican por la amenaza real, así que el efecto en algunas personas vulnerables puede ser devastador y puede culminar en una reacción de estrés agudo y un futuro trastorno de estrés postraumático.

También hay informes de reacción de contagio de COVID-19 “psicogénico”, con síntomas de dolor de garganta, disnea e incluso fiebre psicógena.

Paradójicamente, el autoaislamiento y el distanciamiento social, que se recomiendan para prevenir la propagación del virus de persona a persona, pueden empeorar aún más la ansiedad y la depresión al reducir la comodidad de la intimidad y los contactos sociales.

Presta atención al estrés

Una de las formas para saber si estás sintiendo estrés es a través de la depresión, la ansiedad y otras señales físicas, emocionales y mentales.

Presta atención al estrés

La mayoría de los médicos sugieren varias estrategias para ayudar a lidiar con el estrés, una de ellas es llevar un diario con las emociones que se están sintiendo, las posibles causas y el pensamiento lógico (si se puede) agregado al síntoma.

Por ejemplo, los síntomas que experimenta una persona durante los períodos estresantes puede ayudarlos a rastrear cómo se sienten.

Además, el diario puede ayudar a las personas a descubrir exactamente qué desencadena tu estrés. Conocer los desencadenantes puede ayudarte a prevenir los síntomas al controlar tus respuestas al estrés.

Al escribir el pensamiento lógico puedes entender cómo la respuesta de tu cuerpo, la sensación e incluso la ansiedad que puedes sentir, son completamente irracionales. Aunque está bien si no logras dar con un pensamiento lógico al comienzo, cuando las personas han aplicado la empatía o transpolar la situación que experimenta a alguien más, puede tener una perspectiva desde afuera, lo que puede ayudar a que se manifiesten las respuestas lógicas al respecto.

Cómo reducir los niveles de ansiedad

Los expertos sugieren muchas formas que pueden ayudar a las personas a tratar de disminuir los trastornos de ansiedad en el confinamiento por el coronavirus, entre ellos están desde realizar al menos 30 minutos de ejercicios, que vayan desde estiramiento regular, actividades suaves que ayuden a aliviar la tensión muscular y otros dolores físicos que ocurren debido al estado de ansiedad, pueden ser muy útiles.

Al mismo tiempo, Smitha Bhandari, MD, especialista en trastornos de ansiedad indica que realizar actividades relajantes como la meditación, la relajación muscular, ejercicios de respiración, pueden reducir las consecuencias de la ansiedad y el estrés en tu cuerpo, además de mejorar tu estado de ánimo.

De igual forma, otra de las recomendaciones es cambiar tu discurso diario, tan triste como el mundo pueda sentirse en este momento, piensa en reenfocar tu atención de lo externo a lo interno.

Cómo reducir los niveles de ansiedad

De este modo, busca hacer una cosa productiva por día y de esa forma, ve llevándote a una actitud más positiva, en efecto ayuda más si fijas tu vista en tareas que has evitado por un tiempo, siempre y cuando éstas no te generen más ansiedad.

Actualmente, el miedo a morir se considera normal para muchos médicos, sin embargo, la amenaza constante de una infección viral potencialmente mortal puede causar pánico, ansiedad y un miedo exagerado a la enfermedad y la muerte.

Lo cierto es que no cabe duda de que la propagación de la enfermedad infecciosa por coronavirus está generando ansiedad generalizada, pánico y preocupación por la salud propia y la de los seres queridos.

La pandemia ha desencadenado una epidemia de trastornos de ansiedad en el confinamiento por coronavirus, paralela a lo que está sucediendo actualmente, es por eso que en el caso de agobio incontrolable, asegúrate de contactar a un profesional de la salud mental con experiencia en ansiedad, ya sea para ti o un ser querido con síntomas de esa aflicción.

    1. ¡Qué tal Berenice! Gracias por ponerte en contacto con nosotros.
      Los colchones y almohadas Luuna son un gran aliado para lograr buena relajación al momento de dormir, sin embargo, te recomendamos complementarlo con algunas alternativas de meditación, aromaterapia o música relajante para disminuir tus niveles de ansiedad.
      Incluso también es recomendable que acudas con un especialista para que pueda darte ayuda puntual a tu caso; existen algunos lugares como la clínica del sueño en donde te brindarán el apoyo necesario.
      Saludos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dormir bien y llegar hasta la fase REM es clave para cuidar nuestra mente, cuerpo, salud y nuestra capacidad para reaccionar de manera más efectiva a los estímulos del día a día.

Hay muchas razones para tener un buen descanso y varias maneras para lograrlo.

Bienvenidos a REM, el lugar donde están nuestros sueños más profundos.