Se duerme mejor entre Memory Foam y sueños
TÉCNICA DE RELAJACIÓN

Técnica de relajación para reducir el estrés y dormir mejor

El estrés, el nerviosismo y las tensiones; pueden hacer que te sientas muy mal y pueden afectar tus horas de sueño. No solo eso, también puede traer severos problemas de salud mental y física. En este artículo no solo quiero enseñarte una técnica de relajación para dormir en particular, también quiero hablarte un poco acerca de los distintos tipos de técnicas de relajación para que explores por tu cuenta y experimentes para saber cual es la que más te ayuda.

TÉCNICA DE RELAJACIÓN

Esta técnica de relajación mental la puedes aplicar antes de dormir, pero también aplica para cualquier momento en el que estés ansioso o estresado y quieras relajarte al instante. Tomará de 5 a 10 minutos de tu tiempo.

Paso 1. Toma una posición cómoda, puede ser acostado en tu cama o si no estás en tu habitación siéntate en una silla con la espalda recta, los pies en el suelo y las manos apoyadas en los muslos de las piernas (preferiblemente con las palmas de las manos mirando hacia arriba). En la imagen de abajo te muestro como debe ser, aunque puedes tomar la posición que te parezca más cómoda.

TÉCNICA DE RELAJACIÓN by luuna
distintos tipos de técnicas de relajación

Paso 2. Concéntrate en la respiración, inhala profundamente, sostén el aire por 7 segundos y exhala lentamente; repite unas 15-20 veces con los ojos cerrados o como mejor prefieras. En este paso básicamente debes concentrarte en cómo el aire entra por tu nariz, pasa por tu cuerpo y sale por la boca.

Paso 3. Una vez que te encuentres un poco más relajado después de concentrarte en tu respiración, es hora de que empieces a usar tu imaginación. Quiero que te imagines en una cueva de roca, en donde el ambiente es fresco. La cueva no es oscura ya que tiene grietas en la parte más alta con cristales de colores que deja entrar la luz en tonos verdes, azules, amarillos y rosados.

concentrarte en tu respiración

Paso 4. Imagina los sonidos que hay en la cueva, escucha como entra el aire, imagina cómo lo sientes en la piel, gotas cayendo en pequeños charcos. También imagina que hay un pequeño riachuelo y aves, imagina todo aquello que te relaje.

Paso 5. Una vez que tengas la cueva recreada en tu imaginación sigue respirando. Respira otras 10 veces como en el segundo paso, cada vez más suave y simplemente relájate; suelta tu cuerpo.

Paso 6. Cuando tu respiración sea muy suave puedes permitirte traer a la memoria ese recuerdo feliz que guardas con cariño, imagina los olores, el tacto de ese recuerdo y simplemente sueña despierto. Permítete disfrutar de ese recuerdo como si el resto del mundo no existiera. Permanece ahí el tiempo que sea necesario y cuando lo decidas, trae la atención a tu cuerpo para abrir los ojos lentamente e incorporarte de nuevo.

Esta sencilla técnica de relajación y respiración la puedes hacer en cualquier momento de estrés, antes de dormir o incluso después de dormir. Te va a permitir estar más relajado en cuestión de minutos. Entre más practiques esta técnica, más efectiva será.

Puedes imaginar distintos escenarios, también puedes implementar esencias o aromas que te resulten agradables en tu habitación, sonidos de la naturaleza de fondo o lo que te provoque haga más eficiente la técnica de relajación. Abajo te dejo otros tipos de técnicas de relajación para que explores.

¿QUÉ ES TÉCNICA DE RELAJACIÓN?

¿QUÉ ES TÉCNICA DE RELAJACIÓN?

Para definir lo que son las técnicas de relajación, debes entenderlas como ejercicios o actividades que ayudan a la relajación o a la liberación de tensión en el cuerpo y la mente. Hay técnicas que van desde estiramientos, dormir en una posición cómoda, oler aromas específicos, leer, un simple masaje o también se pueden combinar varios ejercicios o actividades que tengan como objetivo relajar.

TIPOS DE TÉCNICAS DE RELAJACIÓN

Si vas con un profesional en el asunto probablemente te recomiende algunos de los mejores ejercicios o “técnicas de relajación” según el tipo de problema que tengas. Pero por otro lado también puedes experimentar por tu cuenta una nueva técnica de relajación para dormir y quitar ese estrés, primero veamos algunos de los tipos de técnicas más comunes:

Relajación autógena

Este tipo de relajación como su nombre lo dice tiene que ver con que tomes conciencia de tu respiración, tu cuerpo y que uses imágenes visuales para disminuir el estrés.  En este tipo de relajación te concentras y vas relajando cada parte que sientas “pesada” hasta sentir como esta se relaja, y así con todo el cuerpo hasta entrar en un estado de relajación profunda.

Técnica de relajación muscular progresiva

Como su nombre lo dice, se trata de relajar tus músculos de forma progresiva ¿Cómo se hace esto?, debes tensar los músculos y después relajarlos. Empieza por los dedos de los pies hasta el cuello contrayendo cada músculo por 5 segundos y relajándolos por otros 30 segundos.

Cuando llegues al cuello repite el proceso una vez más desde el cuello hasta los dedos de los pies.

Visualización

Este tipo de técnica de relajación tiene que ver con formas, imágenes, paisajes relajantes, traer recuerdos felices o crear una situación feliz y tranquila que te gustaría que sucediera. Para hacer esta técnica más efectiva puedes añadir sonidos de la naturaleza, aromas suaves que te gusten o incluso cosas que puedas tocar. Simplemente te debes poner en una posición cómoda, cerrar los ojos y dejarte llevar. 

Otros tipos de relajación

  • Están los masajes de toda la vida que son muy efectivos contra el estrés y el insomnio.
  • Las técnicas de respiración profunda.
  • El yoga es otra técnica muy popular.
  • Musicoterapia.
  • Últimamente se ha hecho muy popular el ASMR, que mediante sonidos que te dan hormigueos por el cuero cabelludo planea relajarte.
  • Aromaterapia, los olores son clave para la relajación.
  • Hidroterapia.

CONCLUSIÓN

Hay muchas técnicas de relajación definidas por médicos y seguramente un buen médico te dará una excelente técnica de relajación para tu problema de estrés e insomnio. Cabe recalcar que la técnica que se muestra en el artículo tal vez no sea la más efectiva para ti, pero es cuestión de que investigues otras técnicas, las pruebes y elijas la más efectiva para la disminución de tu estrés.

Dormir bien y llegar hasta la fase REM es clave para cuidar nuestra mente, cuerpo, salud y nuestra capacidad para reaccionar de manera más efectiva a los estímulos del día a día.

Hay muchas razones para tener un buen descanso y varias maneras para lograrlo.

Bienvenidos a REM, el lugar donde están nuestros sueños más profundos.