Se duerme mejor entre Memory Foam y sueños
¿Qué es el insomnio crónico y cuáles son sus efectos?

¿Qué es el insomnio crónico y cuáles son sus efectos?

el insomnio crónico y cuáles son sus efectos

El insomnio crónico es uno de los problemas más comunes de la sociedad moderna y puede tener un grave impacto en la vida de quien lo sufre. El insomnio común consiste en dificultad para conciliar el sueño y para permanecer dormido durante la noche. 

Por otro lado, el insomnio crónico consiste en sufrir de insomnio tres o más días a la semana por más de dos o tres meses. A este punto, el insomnio es considerado un trastorno. 

Causas del insomnio crónico

Existen varias causas para el insomnio crónico, es prácticamente un hecho aceptado que el estrés está directamente relacionado con el trastorno.  Por ello, entre las primeras acciones se deben identificar las fuentes de estrés y controlarlas.

De forma general, las demás causas del insomnio crónico se reparten en tres grandes categorías:

Causas médicas

Entre las causas médicas más comunes para el insomnio crónico están las condiciones como inconsistencia urinaria, ansiedad, problemas respiratorios, etc. En general, cualquier trastorno o condición médica persistente que interfiera con el sueño de manera repetitiva puede generar insomnio crónico.

Causas químicas

Las causas químicas del insomnio crónico incluyen efectos adversos de drogas y medicinas, así como efectos negativos de productos que contengan estimulantes como alcohol y cafeína.

Insomnio crónico por patrones de vida

El insomnio crónico también puede ser causado por patrones irregulares de vida como por ejemplo: Turnos de trabajo que cambien entre el día y la noche, inactividad física, falta de rutina para dormir en la noche y siestas irregulares diurnas. 

Estas causas del insomnio crónico se pueden agravar aún más si el ambiente en el que se duerme es inadecuado.

Síntomas

Síntomas del insomnio crónico

El principal síntoma del insomnio crónico es la dificultad para dormirse durante la noche. Otros síntomas pueden ser más sutiles, sin embargo, es buena idea conocerlos para tratar el problema lo más pronto posible. Entre los síntomas más comunes del insomnio crónico están:

  • Sueño interrumpido durante la noche.
  • Irritabilidad.
  • Cambios de humor.
  • Problemas para volver a dormir.
  • Despertar demasiado temprano.
  • Falta de energía al despertar.
  • Cansancio en exceso durante el día.
  • Problemas de concentración.
  • Problemas de memoria.

Si presentas dos o más de estos síntomas durante largos períodos de tiempo, puede ser una buena idea consultar con un experto en el tema. Si logras tratar el insomnio crónico a tiempo, sus efectos negativos serán considerablemente menores.

Efectos

Debido a sus síntomas, los efectos del insomnio crónico en la vida diaria pueden variar dependiendo de la gravedad del trastorno y su duración. De manera general, los efectos afectan la calidad de vida de quien sufre el trastorno.

La falta de sueño por insomnio crónico genera ansiedad y estrés. La dificultad para concentrarse afecta negativamente el rendimiento en el trabajo y los estudios.  A largo plazo, la falta de sueño puede generar depresión y empeorar o iniciar otros trastornos.

Adicionalmente, las complicaciones por falta de sueño durante períodos prolongados de tiempo pueden aumentar el riesgo de contraer enfermedades y condiciones como hipertensión y  otras enfermedades relacionadas con el corazón.

En esencia, el insomnio crónico debe ser tratado lo más pronto posible para evitar que agrave o genere otros problemas.

Tratamiento

No hay un solo tratamiento para el insomnio crónico, en su lugar, hay diferentes medidas que se pueden tomar para prevenirlo y mejorar la condición.

Prevención

Para prevenir el insomnio, puedes tomar diferentes medidas que te ayuden a mantener un horario regular. Entre ellas, es recomendable:

  • Acostarse y levantarse todos los días a la misma hora.
  • Realizar ejercicio de manera regular para ir a dormir con un cuerpo cansado.
  • Evitar utilizar equipos electrónicos a la hora de dormir.
  • Evitar comidas al menos unas dos horas antes de la hora de dormir.
  • Restricción o eliminación del consumo de comidas con cafeína y teína, en especial cerca de la hora de dormir.

Estas medidas, ayudan a establecer una rutina que sirve de base para mantener tus ciclos de sueño constantes. La efectividad de las mismas depende en gran parte de la constancia y regularidad con que se mantengan, pues de no ser regulares, no se convertirán en rutina.

Tratamiento

Es conveniente que cualquier tratamiento comience implementando las medidas de prevención mencionadas anteriormente. Esto tiene el objetivo de apoyar el tratamiento y ayudar a mantener un sueño normal una vez que funcione.

Por otro lado, las terapias para recuperarse por lo general incluyen:

  • Prácticas relajantes antes de dormir como escuchar música, escribir un diario o meditar.
  • Control de estímulos disminuyendo el ruido, distracciones y luces molestas en el ambiente de sueño.
  • Mejora del ambiente de sueño con control de temperatura, luz, ruido, etc.
  • Restricción parcial o total del sueño durante el día, es decir, muy pocas o ninguna siesta.

Únicamente en casos extremos, un médico suele recomendar el uso de ciertos medicamentos.

Sin embargo, a pesar de que los medicamentos puedan ayudar a dormir y mantener un sueño profundo, no es recomendable su uso a largo plazo porque se puede desarrollar resistencia o dependencia a los mismos.

En resumen, el insomnio crónico puede convertirse en una condición muy grave que empeore drásticamente la calidad de vida. Por ello, es recomendable tratar de establecer y mantener una rutina de sueño lo más regular posible aunque no se sufra de insomnio. También es muy importante descansar en un colchón con la tecnología adecuada de ergonomía y regulación de temperatura para que no despiertes por las noches a causa de incomodidades. Consulta toda la línea de colchones que Luuna tiene para ti. 

Dormir bien y llegar hasta la fase REM es clave para cuidar nuestra mente, cuerpo, salud y nuestra capacidad para reaccionar de manera más efectiva a los estímulos del día a día.

Hay muchas razones para tener un buen descanso y varias maneras para lograrlo.

Bienvenidos a REM, el lugar donde están nuestros sueños más profundos.