Se duerme mejor entre Memory Foam y sueños

¿Colchón de resortes o memory foam?

Colchón ortopédico, resortes con progresiones de confort, foam encasement, viscolástic, cool action dual effects… Si estás en la búsqueda de un nuevo colchón sabes lo difícil y engañoso que puede ser el proceso de compra.

Todos los vendedores te van a decir que tienen la mejor opción para ti, te van a hacer promesas que probablemente no van a cumplir y lo más importante: nunca te van a decir en qué estás durmiendo realmente.

Al final, vas a terminar en el mismo punto donde comenzaste: con dolor de espalda, sin poder dormir aunque estés cansado y en ese loop infinito de despertar cansado, sin importar cuántas horas hayas dormido.

No tiene por qué ser así. Por eso, en Luuna queremos que tomes una decisión informada, que de como resultado un precio justo y valor por tu dinero, tecnología y materiales que se reflejen en un buen descanso, un servicio excepcional, pero sobre todo, una sensación de bienestar que te ayude a mostrar la mejor versión de ti todos los días.

Colchones de resortes

Es la opción más común y conocida. Muchos eligen de inmediato esa tecnología porque es la que conocen y probablemente sea la misma marca que compraron sus papás.

Sin embargo, es muy difícil –y en realidad imposible– saber si los resortes que utilizan y la estructura con la que son colocados es ideal para cuidar tu espalda y tener un descanso reparador.

Digan lo que digan, al dormir en un colchón de resortes tu cuerpo va a quedar flotando en una estructura que muy probablemente transfiera movimiento y que tu colchón por dentro esté relleno de materiales extraños como paja o conglomerado de residuos de espumas aunque hayas pagado miles de pesos por él.

Algunas marcas de colchones de resortes están incorporando, supuestamente, una capa de confort de memory foam, debido a la popularidad que ha tomado esta tecnología en los últimos años. Sin embargo, es muy poco probable que te digan qué densidad están utilizando y que además, utilicen espumas de baja calidad para aumentar sus márgenes.

Este tipo de colchones –además de no dar certidumbre real sobre el soporte que vas a tener y la densidad de las espumas, en el caso de que tengan superficie acolchonada– son difíciles de limpiar y, como consecuencia, se convierten en el hogar preferido de los ácaros.

Colchón Memory Foam

Colchón de espumas

Si llegaste hasta aquí, sabrás que nos inclinamos por esta tecnología, en la cual cada vez hay más opciones.

Sin embargo, muy pocos fabricantes utilizan espumas de alta densidad. ¿Por qué insistimos tanto en eso? Hay de espumas a espumas, y la diferencia entre muchos fabricantes y Luuna, es que nosotros somos totalmente transparentes respecto a los materiales que utilizamos.

En Luuna utilizamos una de las más altas densidades en espumas a nivel mundial. Esto se traduce en mayor durabilidad, mejor balance entre soporte y confort, así como evitar la presencia de ácaros hasta 99.99%.

Pero, qué hace un buen colchón. Dos especialistas en ortopedia nos comparten su perspectiva:

“Lo ideal es que el colchón sea tan suave que te permita mantenerte cómodo, pero no tan rígido como si estuvieras en el piso”, recomienda Marta Karina Valdés Pérez, médico especialista en ortopedia del Hospital Ángeles del Pedregal, en la Ciudad de México.

Es muy importante que el colchón se pueda adaptar a las curvas fisiológicas de la columna para evitar puntos de presión.

Los especialistas coinciden en que un buen colchón es híbrido.“Sin duda el mejor material es el Memory Foam. Suelen ser más costosos, pero presentan una adaptación completa para nuestro cuello y espalda, además de mantener una buena temperatura”, asegura  la doctora Sayuri Yamashita, fisioterapeuta especializada en medicina deportiva.

“Debemos empezar por buscar el mejor material que garantice una buena durabilidad y que nos dé un ahorro a largo plazo, explica la doctora Yamashita. “Un colchón más fuerte, será más resistente a nuestro peso y dará un mejor soporte, mientras que uno suave, parecerá un bombón donde solo nos hundiremos y nos molestará en el futuro”.

El Luuna One es un colchón híbrido porque combina espumas de alta firmeza en la base con espumas suaves en las capas superiores para que tu cuerpo se adapte mejor a la superficie, así como Independent Nano-Coils, para brindar soporte híperlocalizado y evitar toda transferencia de movimiento, y una funda con tratamiento de polímeros que ayudará a mantener el colchón siempre fresco.

Si duermes en pareja, no te darás cuenta si la persona a tu lado se mueve o se levanta orque no transfiere el movimiento.

Todo lo que podamos decirte no se compara a la experiencia de dormir en él. La mejor forma de probar un colchón, es probándolo. Generalmente a nuestro cuerpo le toma unos 15 días adaptarse a una nueva superficie.

Sin embargo, en Luuna estamos tan seguros de que tu experiencia será la mejor, que te damos 100 noches, a partir de la fecha de entrega, para que decidas si es perfecto para ti.

Seguramente con estos consejos, la elección de colchón será mucho más fácil 🙂

. . .

¿Ya estás listo para cambiarte a Luuna

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dormir bien y llegar hasta la fase REM es clave para cuidar nuestra mente, cuerpo, salud y nuestra capacidad para reaccionar de manera más efectiva a los estímulos del día a día.

Hay muchas razones para tener un buen descanso y varias maneras para lograrlo.

Bienvenidos a REM, el lugar donde están nuestros sueños más profundos.