Se duerme mejor entre Memory Foam y sueños
Dolor de espalda lumbalgia

Lumbalgia: ¿Cómo evitar los dolores de espalda baja?

La lumbalgia es uno de los problemas del cuerpo más comunes, y a pesar de no ser tan grave, puede afectar severamente la salud. Es normal que casi todas las personas sufran eventualmente del dolor de espalda. Ciertamente, no es posible prevenir todos los dolores de espalda, ya que no se puede evitar el uso y desgaste de la columna vertebral con el paso del tiempo. Pero, la buena noticia es que hay muchas cosas que se pueden hacer para disminuir el impacto y prevenir la lumbalgia.

Dolor de espalda lumbalgia Luuna 2020

El cuerpo humano es básicamente un sistema complejo con una vida útil, y como cualquier otro sistema requiere de mantenimiento. Acciones como sentarse de manera incorrecta, cargar peso excesivo o acostarse en una posición indebida por ejemplo, afectarán gravemente la columna.

¿Qué son los dolores lumbares o la lumbalgia?

¿Qué son los dolores lumbares o la lumbalgia?

Los dolores lumbares son aquellos padecimientos que se ubican en la espalda baja y están relacionados con el desgaste columna vertebral y los músculos. Según Héctor Huerta, Jefe del Servicio de Fisioterapia del Hospital Vithas Medimar Internacional (Alicante) dice que “la lumbalgia es cualquier dolor localizado en la parte baja de la espalda cuyo origen está asociado a las estructuras músculo-esqueléticas (músculos, tendones, ligamentos, etc)”.

El dolor de espalda puede ser clasificado como agudo o crónico dependiendo de si es de corta o larga duración respectivamente. Puede sentirse como un dolor repentino y agudo o como un dolor leve pero constante.

Dolores de espalda agudos

El dolor de espalda agudo suele durar tan solo unos pocos días o semanas. Normalmente, es causado por algún tipo de accidente como una caída o golpe, por levantar un objeto muy pesado e incluso por levantar objetos pesados de manera inadecuada. Este dolor agudo mejora solo, sin la necesidad de un tratamiento.

Dolores de espalda crónicos

En el caso del dolor de espalda crónico puede prolongarse incluso por más de 3 meses. Es menos común que el dolor de espalda agudo. Afortunadamente, en la mayoría de los casos puede ser tratado sin necesidad de una intervención quirúrgica.

Se estima que cerca de un 85% de las personas que alguna vez padecieron de un dolor lumbar tienen un riesgo muy alto de recaer. Ante esta situación, “el reto es poder evitar futuras recaídas”, según José Santos, secretario general del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid. Además Santos mantiene que “la fisioterapia juega un papel fundamental con abordajes como el ejercicio terapéutico”.

Dolores de espalda baja – Causas principales

Dolores de espalda baja – Causas principales

Las principales causas de las lumbalgias agudas son, las distensiones ligamentosas consecuencia de algún movimiento repentino y de mucha intensidad. Podría ser un resbalón, un movimiento muy brusco o un golpe, por ejemplo. Este tipo de circunstancias pueden provocar un desequilibrio entre las estructuras músculo-esqueléticas. Básicamente, al no moverse las estructuras de manera coordinada pueden ocasionar un esguince de algún ligamento con su consecuente espasmo muscular y bloqueo articular.

Ante este tipo de lumbalgia ¿qué se debería hacer? Según Huerta, hay un tratamiento sencillo. Huerta recomienda aplicar frio local durante las primeras 24 horas o 36 si es un dolor más severo. Adicionalmente sugiere descansar y solo en caso de padecer un dolor bastante fuerte tomar algún antinflamatorio vía oral.

Por su parte, Santos también habla sobre una especie de “consenso” de las causas del dolor lumbar. Él opina que se trata de una combinación de factores biológicos, psicológicos y sociales en conjunto. “En algunas personas el causante tiene mayor carga del factor biológico y en otras, sin embargo, es el factor social o psicológico el que mayor peso tiene”. Santos además cree que se necesita abordar el tema de manera interdisciplinar con diferentes profesiones para atender al 100% el tema.

¿Cómo evitar la lumbalgia?

Hay muchas cosas que puedes hacer para eliminar los posibles dolores lumbares. Para empezar una de las formas más fáciles de prevenir la lumbalgia es hacer ejercicios de estiramiento y fortalecimiento para la espalda. Si haces actividades físicas para fortalecer los músculos lumbares al menos dos o tres días a la semana, experimentarás un gran cambio.

¿Cómo evitar la lumbalgia?

Son muchas las personas que padecen este tipo de dolores y una de las principales causas es su postura. Cuando las personas se sientan a trabajar y se concentran normalmente se encorvan para acercarse a lo que están viendo o leyendo. De igual forma cuando estan de pie por mucho tiempo tienden a jorobarse. Ambas acciones son causas de lumbalgia, por eso debes estar consicente de tu postura la mayor cantidad de tiempo posible y evitar hacerlas.

Quizás el factor común más resaltante para las personas que padecen de lumbalgia es haber levantado objetos muy pesados. Normalmente debes evitar cargar este tipo de objetos. En el caso de que tengas que hacerlo, la manera correcta es doblar las rodillas y mantener la espalda recta. De esta manera los músculos de las piernas harán el mayor esfuerzo y protegerán tu espalda.

Otro consejo bastante sencillo de aplicar para evitar la lumbalgia es mantenerse activo y con una dieta balanceada. Una alimentación adecuada junto con actividad física moderada te ayudarán a mantener un buen peso. Ten en cuenta que el sobrepeso puede someter los músculos de la espalda a mucha tensión.

Finalmente, un último consejo, y quizás el mejor de todos, es que puedas adquirir un buen colchón o accesorios para dormir que te permitan tener un buen descanso. En Luuna, podrás encontrar todo lo que necesitas para un correcto descanso y así evitar o solventar los molestos dolores lumbares que puedan aquejarte. ¡Visita nuestro sitio web y entérate de lo que tenemos para ti!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dormir bien y llegar hasta la fase REM es clave para cuidar nuestra mente, cuerpo, salud y nuestra capacidad para reaccionar de manera más efectiva a los estímulos del día a día.

Hay muchas razones para tener un buen descanso y varias maneras para lograrlo.

Bienvenidos a REM, el lugar donde están nuestros sueños más profundos.