Se duerme mejor entre Memory Foam y sueños
¿Cómo mejorar los sueños aplicando terapia?

¿Cómo mejorar los sueños aplicando terapia?

La nueva normalidad, motivada por la pandemia, se ha sumado a las causas que no permiten tener un sueño de calidad. Estudios recientes en España confirman que el confinamiento influye sobre los trastornos de sueño ¿Puedes usar terapia para mejorar la calidad del sueño? ¿Cómo mejorar los hábitos para dormir bien? Aquí, hallarás respuestas a éstas y otras preguntas al respecto.

Terapia para mejorar los sueños

Dormir bien te causa un gran placer, pero existen muchas ventajas adicionales que justifican que busques mejorar la calidad del sueño. Por ejemplo, la Fundación Española del Corazón, señala entre otros beneficios de dormir bien, el incremento de la creatividad, la reducción de peso y la protección al corazón.

Sin embargo, mejorar nuestros sueños se ha complicado debido a las angustias causadas por el coronavirus. Así lo demuestran resultados de un estudio realizado entre otros organismos por la Universidad de Zaragoza, publicados por la Cadena SER. Más del 50% de los encuestados afirmaron dormir peor durante y después de la pandemia. Entonces, ¿Cómo mejorar los sueños?

Muchas personas optan por tomar tranquilizantes que los ayuden con sus problemas de insomnio, pero esto trae efectos colaterales, como el permanecer menos alerta durante el día. A su vez, los especialistas aconsejan el uso de terapias y técnicas relajantes como una medida más sana.

Soñar: un bálsamo relajante

Soñar: un bálsamo relajante

No podrás negar que el pasar una noche teniendo dulces sueños hace que te levantes con buen humor al día siguiente. Por el contrario, una noche plena de pesadillas, con continuos sobresaltos en tu cama, o con interrupciones te genera somnolencia y fastidio por el día.

Soñar es tu mejor bálsamo relajante, porque un sueño de calidad maximiza tu estado de relajación, lo cual hace que tu cuerpo genere mayores cantidades de melatonina y serotonina. Hormonas que neutralizan los efectos de las hormonas adrenalina y cortisol, causantes del estrés.

Terapias de sueño

Existen diversas terapias efectivas para mejorar trastornos de la calidad del sueño. Entre las más utilizadas están las descritas a continuación, pero puede ser que cada especialista recomiende diferentes tipos de terapia, ya que esto depende de características personales y del avance del trastorno particular.

Terapia Cognitiva Conductual

Con esta terapia, conocida también como TCC por sus siglas, el médico busca cambiar los patrones en los pensamientos que pudieran perturbar las horas de sueño. Resultados de un estudio reciente, publicados en la revista Neurología Nro. 70, demuestran que “La TCC grupal para el insomnio parece una opción terapéutica eficaz en un entorno clínico”.

La terapia, consiste en cambiar algunas creencias infundadas, y muchas veces poco realistas, que te condicionan al momento de tratar de dormir.

Por ejemplo, si piensas antes de acostarte, y con frecuencia, que sólo dormirás pocas horas, este pensamiento se internaliza en tu subconsciente y probablemente hará que despiertes muchas veces durante la noche.

En este caso, la terapia te ayuda a pensar diariamente que tu sueño será plácido, y que despertarás totalmente descansado al siguiente día. Al poco tiempo, notarás los cambios positivos en tu dormir.

Terapia de restricción del sueño

Esta terapia de sueño trata sobre el tiempo que pasas cada noche en tu cama y éste sea aprovechado efectivamente para tener un sueño de calidad. En otras palabras, deberás irte a dormir sólo cuando realmente tengas sueño.

Para aplicarla, calcula el promedio de horas de sueño que necesitas al día.  Deberás anotar, antes de ir a dormir, la hora en que te da sueño cada noche, y luego la hora en que despiertas al día siguiente.

Al tiempo promedio, suma media hora que te tomará conciliar el sueño (entre apagar las luces y quedarte dormido). Este tiempo será el que debas restar a la hora en que tengas realmente que levantarte, para calcular la hora de irte a la cama.

Por ejemplo, si tu tiempo promedio de dormir resultó 6 horas y para llegar oportunamente al trabajo tienes que levantarte a las 5:30 am, deberás irte a la cama a las 11:00 pm cada día. Lo cual resulta al contar “hacia atrás”, a partir de las 5:30 am, las seis horas que requieres más la media hora adicional.

Otras formas para conciliar el sueño

Otras formas para conciliar el sueño

Se recomienda cambiar hábitos que estén interfiriendo con un sueño de calidad. Entre los hábitos para dormir bien están el no excederse en el consumo de bebidas alcohólicas ni café antes de ir a la cama, ni leer o hacer ejercicios justo antes de dormir.

También, se aplican técnicas de relajación, como el entrenamiento autógeno, la relajación muscular progresiva y visualizar imágenes relajantes.

Entonces, aplicar una terapia o técnica de relajación ayuda a mejorar nuestros sueños. Sin embargo, tener un colchón cómodo y tu recámara en condiciones adecuadas, son un complemento importante a cualquier terapia. Por eso, consulta en el sitio web de Luuna qué productos te pueden servir para dormir mejor diariamente.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dormir bien y llegar hasta la fase REM es clave para cuidar nuestra mente, cuerpo, salud y nuestra capacidad para reaccionar de manera más efectiva a los estímulos del día a día.

Hay muchas razones para tener un buen descanso y varias maneras para lograrlo.

Bienvenidos a REM, el lugar donde están nuestros sueños más profundos.