Se duerme mejor entre Memory Foam y sueños
Cómo influye el sueño en el almacenamiento de los recuerdos

Cómo influye el sueño en el almacenamiento de los recuerdos.

Dormir es una necesidad en la vida de cada persona, una función biológica que permite restablecer al organismo físicamente y decodificar los recuerdos. El sueño siempre ha sido uno de los más grandes enigmas de la humanidad, por años filósofos y científicos lo han estudiado. Actualmente hay muchas cosas que no se saben sobre el sueño, no obstante, se ha determinado que está relacionado con el aprendizaje y los recuerdos.

Los husos del sueño, que son básicamente ráfagas de actividad cerebral, tienen un rol vital en el fortalecimiento de recuerdos nuevos. Así lo indican investigaciones de las Universidades de Birmingham y Nueva York publicadas en el sitio web Current Biology.

Decodificando experiencias: ¿cómo se guarda la información en el cerebro?

Desde hace mucho tiempo los científicos determinaron que los husos del sueño tienen un rol fundamental en la formación y almacenamiento de nuevos recuerdos. Los husos de sueño pueden definirse como explosiones de actividad cerebral que tienen una duración entre medio segundo y dos segundos. Estas ráfagas de actividad cerebral ocurren en el transcurso del sueño profundo y es posible visualizarlas y medirlas mediante un electroencefalograma (EEG).

Según un artículo publicado en Tendencias21, estudios más antiguos demostraron que la cantidad de husos que ocurren en la noche podría influir en la memoria de una persona al día siguiente. No obstante, son muchas las preguntas que están sin respuesta sobre la relación de los husos de sueño y cómo la información adquirida reciente es “reactivada” y reforzada mientras dormimos.

Decodificando experiencias

Esta nueva investigación plantea una nueva perspectiva del proceso de consolidación de la memoria durante el sueño. Las conclusiones también podrían sugerir nuevas formas de ayudar a la memoria de las personas y cómo usarla, según los investigadores.

Los recuerdos y el patrón que siguen

Las investigaciones determinaron que existe un patrón particular de actividad cerebral que ayuda a respaldar el proceso de reactivación de recuerdos.

Por otra parte, el estudio también demostró que la información “guardada” de las memorias reactivadas puede decodificarse por esos patrones de activación cerebral. Sin embargo, debe ser en el momento en el que los husos de sueño se producen.

El equipo utilizó un experimento que consistía en que las personas debían aprender a asociar palabras particulares con objetos y escenas específicas. Posteriormente, algunos participantes del estudio tomaban una siesta de 90 minutos y el resto debía permanecer despierto.

Mientras el primer grupo tomaba su siesta, los investigadores les evocaron aquellos recuerdos asociativos y otras palabras nuevas. Mientras tanto, se hacía seguimiento de su actividad cerebral utilizando un equipo EEG.

La electroencefalografía consiste en una exploración neurofisiológica que basada en el registro de la actividad bioeléctrica cerebral. Esta actividad debe ocurrir en condiciones basales de reposo, en vigilia o sueño mediante un equipo específico.

Los resultados concluyeron que los husos de sueño se producían mientras los recuerdos se reactivaron con la presentación las palabras asociadas. Esto demostró que los husos son capaces de generar un código específico para el contenido de las memorias reactivadas. Un proceso que puede relacionarse con la capacidad que tenemos para recordar más después del sueño.

Los husos del sueño, factor clave en los recuerdos

Uno de los investigadores de la Universidad de Birmingham, Bernhard Staresina, se expresó mediante un comunicado: “Si bien se ha demostrado previamente que la reactivación selectiva de la memoria puede potenciar la consolidación de la memoria durante el sueño, ahora hemos demostrado que los husos dormidos podrían representar el mecanismo subyacente clave“.

Staresina piensa que combinando la estimulación del cerebro mediante electrodos podría inducir de manera directa los husos del sueño. El científico agregó “Por lo tanto, la inducción directa de husos de sueño, por ejemplo, mediante la estimulación del cerebro con electrodos, tal vez combinado con la reactivación de la memoria dirigida, nos puede permitir mejorar aún más el rendimiento de la memoria mientras dormimos”.

Los recuerdos y el patrón que siguen

Los datos obtenidos sugieren que el procesamiento de las funciones de memoria relevantes pueden facilitarse gracias a los husos. De esta manera durante el sueño, el proceso puede aumentar la consolidación de la memoria, según indicó Bernhard.

Finalmente, el experto Scott Cairney, de la Universidad de Nueva York, mencionó: “Cuando estás despierto, aprendes cosas nuevas, pero cuando estás dormido las refinas, lo que hace que sea más fácil recuperarlas y aplicarlas correctamente cuando más las necesitas”.

De esta forma el científico enfatizó la importancia de dormir para el aprendizaje.  “Esto es importante por la forma en que aprendemos, pero también por la forma en que podemos ayudar a conservar funciones cerebrales saludables” agregó.

Por el momento, se sabe que los sueños juegan  un papel importante en la decodificación de los recuerdos y el aprendizaje. Entonces, dormir bien es algo muy importante, para conseguir un sueño óptimo y estimular la decodificación de experiencias. Luuna te ofrece los mejores productos accesorios para conseguir un descanso óptimo. ¡Visítanos ahora!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dormir bien y llegar hasta la fase REM es clave para cuidar nuestra mente, cuerpo, salud y nuestra capacidad para reaccionar de manera más efectiva a los estímulos del día a día.

Hay muchas razones para tener un buen descanso y varias maneras para lograrlo.

Bienvenidos a REM, el lugar donde están nuestros sueños más profundos.