Se duerme mejor entre Memory Foam y sueños
Cómo genera el sueño tu cerebro

¿Cómo genera el sueño tu cerebro? Aprende más, descansa mejor.

Las personas tienden a pensar que su cerebro no les obedece. Cuando debe ser productivo, de repente se cansa o se distrae; cuando necesita dormir, no deja de hacerse preguntas. Si esto te recuerda a ti, seguramente ansías controlar tu mente por las noches. El primer paso es preguntarte cómo genera el sueño tu cerebro, y el segundo es seguir leyendo.

¿Por qué el cerebro es el responsable y qué partes actúan?

En el cerebro operan la mente y la conciencia, pero también se acumulan ahí las sustancias somníferas (las que inducen o provocan el sueño), o hipnógenas, como las llamaría el diccionario de la Clínica Universidad de Navarra. Así es, tal y como el cerebro trabaja para mantenerse despierto, él mismo decide cuándo debes irte a dormir.

El hipotálamo sería el más involucrado. Esta es la glándula que se encarga de regular las emociones y funciones corporales como el hambre y el sueño. Pero no creas que es la única zona del cerebro responsable; algunas otras estructuras cerebrales producen esas llamadas sustancias “hipnógenas” y también intervienen:

●  Varios sistemas neuronales que inducen y además mantienen el sueño.

●  En medio de esos sistemas, sustancias específicas para estar dormido y estar despierto.

●  Varios procesos fisiológicos que también están dentro del cerebro.

●  Todo lo anterior varía según las condiciones de salud, edad, hábitos de sueño, etc.

Complejo de entender, ¿verdad?. Puedes plantéartelo así: tu cuerpo está diseñado para mantener el equilibro entre la vigilia y el descanso (con sustancias para una cosa y otra, pero evitemos profundizar tanto). A lo largo del día, acumulas presión para tu cerebro y este empieza a lanzarte señales para liberarla, la señal más evidente es el sueño.

Hacerle o no hacerle caso al cerebro y al sueño.

Hacerle o no hacerle caso al cerebro y al sueño

Es normal tener este debate interno cada vez que cae la madrugada y aún hay trabajo por hacer. Ahí está el problema. No se recuerda la importancia que tiene el cerebro para la salud y se cree que el trabajo u otras cosas son prioridad. Para que no te desveles ni pases por encima del cansancio, adopta rutinas con las que respetes tus horas de sueño.

Los organismos del ser humano funcionan con ritmos biológicos de más o menos 24 horas. El sueño forma parte de la naturaleza de este famoso reloj biológico. Por muy joven que seas y por muy saludable que te sientas, cada vez que te desvelas, se rompe este ciclo natural y tu cuerpo sufre rápidas consecuencias por ello. Condiciónate a dormir bien:

●  Diséñate un entorno más cómodo: Haz que tu cuarto realmente te recuerde lo placentero que es un buen descanso.

●  Modera tu consumo de cafeína. Así dejarás que esas sustancias hipnógenas que ahora conoces intervengan naturalmente.

●  Aprovecha los días libres. Cuando tus labores diarias no te sobrecarguen, comienza el hábito de dormir unas 8 horas por día.

El punto es acostumbrar a tu cerebro a seguir un ritmo diario muy saludable, que conozca los verdaderos beneficios del sueño. Lo ideal sería ajustar este ritmo a la luz natural, es decir, despertar y prepararse para dormir según aparezca y desaparezca la luz del día. Así funciona el horario que nuestro organismo y nuestro cerebro reservan al sueño y la vigilia. 

¿Qué hace el cerebro cuando duerme?

En términos claros, el sueño recarga la energía en todas las estructuras del cuerpo, principalmente a nivel celular. También se dice que dormir permite la limpieza del cerebro (se lava a sí mismo con ondas de líquido cefalorraquídeo). Esta es una teoría muy famosa en la actualidad y ha sido publicada en portales reconocidos como BBC News.

Sin embargo, la actividad cerebral no necesariamente se interrumpe durante el sueño. ¿Cómo es esto? Aunque la información y ciertos procesos se organizan diferente durante la vigilia, tu cerebro permanece activo al dormir. La gran diferencia es que se reduce la consciencia propia y del mundo, pero sigue habiendo gran funcionamiento internamente.

Tu cerebro también es sensible a los sonidos y a la luz durante el sueño. Pequeños ruidos o rayos de luz, por muy sutiles que sean, pueden afectar esa “limpieza” o “regeneración” durante la noche. Ahora ya sabes lo importante que es reservarte un lugar debidamente aislado de toda molestia y además agradable para el descanso.

la actividad cerebral no necesariamente se interrumpe durante el sueño

Luuna tiene absolutamente todo lo que necesitas para diseñar un ambiente así. Tu cuarto puede ayudarte a despertar como nuevo cada mañana, y esa realidad está a unos cuantos clicks. Ya sabes cómo genera el sueño tu cerebro y entiendes la importancia de dormir. Puedes dejar sus beneficios en manos de la mejor marca de descanso.

Dormir bien y llegar hasta la fase REM es clave para cuidar nuestra mente, cuerpo, salud y nuestra capacidad para reaccionar de manera más efectiva a los estímulos del día a día.

Hay muchas razones para tener un buen descanso y varias maneras para lograrlo.

Bienvenidos a REM, el lugar donde están nuestros sueños más profundos.