Se duerme mejor entre Memory Foam y sueños
¿Cómo afecta la falta de sueño al control efectivo de azúcar en la sangre?

¿Cómo afecta la falta de sueño al control efectivo de azúcar en la sangre?

Son muchas las interrogantes que surgen en torno a los trastornos del sueño, siendo el riesgo de padecer diabetes una de las preocupaciones más frecuentes. Cientos de investigaciones relacionan actualmente la diabetes y el insomnio, y es que, según las fuentes citadas en este artículo, tanto la falta de sueño, como el control de azúcar en la sangre, pueden ocasionar la aparición de problemas relacionados a la salud.

El Instituto del Sueño, con sede en Madrid, publicó en su portal web un artículo relacionado con los trastornos del sueño y la diabetes. En él se manifiesta que entre 38% y 45% de los pacientes con diabetes tipo 2 pueden tener problemas para dormir bien. No obstante, dicha institución también refiere a los problemas por falta de sueño como una causa probable para padecer diabetes.

Entonces, según el Instituto del Sueño, los problemas para dormir pueden afectar directamente el control de azúcar en la sangre, y la diabetes como enfermedad pre existente puede ocasionar la falta de sueño en casi la mitad de los pacientes.

La importancia del sueño para prevenir la diabetes

Científicamente se ha establecido que el sueño es un factor importante para estabilizar los niveles de azúcar en la sangre. Siguiendo con las investigaciones publicadas por el Instituto del Sueño, se estima que son más propensas a padecer de diabetes las personas que duermen menos de 6 horas. Y es que, según los estudios, aquellas personas que no alcanzan este mínimo de horas de sueño por varios días, pueden reducir su tolerancia a la glucosa y entrar en un estado de hiperglucemia.

La importancia del sueño para prevenir la diabetes

La explicación científica a este fenómeno se debe a que al dormir poco se aumentan los niveles de las hormonas de cortisol y crecimiento, las cuales actúan en disminución de los efectos positivos de la insulina. Además, los problemas por falta de sueño traen consigo la segregación de sustancias como la TNF-alpha, Interleuquina-6, y proteína C-reactiva, las cuales causan un aumento de resistencia a la insulina.

Las fases reparadoras del sueño

El sueño comprende 5 etapas: las fases 1, 2, 3, y 4 y el sueño REM. La ciencia ha determinado que durante las fases 3 y 4 es cuando el cuerpo tiene labores más reparadoras de tipo metabólico y hormonal. Se conoce que durante estas fases de sueño profundo se estabilizan los niveles de insulina, puesto que el cuerpo no requiere de ella para actividades musculares y del sistema nervioso. En resumen, durante el sueño profundo la actividad metabólica de la glucosa disminuye, por lo tanto, hay un mejor control de azúcar en la sangre.

Otro de los organismos que actúa durante el sueño profundo es el páncreas, el cual se encarga de procesar la sangre y equilibrar los niveles de insulina. Por lo tanto, si se duermen menos horas de las recomendadas, el páncreas disminuye su función restauradora en la sangre.

Trastornos del sueño en personas con diabetes

Trastornos del sueño en personas con diabetes

La diabetes como enfermedad pre existente puede condicionar el descanso de los pacientes. Como se hizo referencia anteriormente los pacientes con diabetes tipo 2 son los más propensos a sufrir problemas por falta de sueño, y en algunos casos pueden llegar a padecer trastornos de sueño.

Entre los trastornos de sueño más comunes causados por la diabetes se encuentran: la apnea del sueño, el síndrome de piernas inquietas y la neuropatía diabética. Todos estos síndromes o patologías causan en la persona diversos síntomas que dificultan el descanso.

Recomendaciones para evitar la diabetes e insomnio

Sabiendo los riesgos a la salud que ocasiona la falta de sueño, hay algunas recomendaciones a las cuales se pueden acudir para mejorar el descanso. El magazine web “Soluciones para la diabetes”, establece las siguientes recomendaciones para reducir los problemas por falta de sueño y disminuir el riesgo de padecer diabetes.

Los siguientes consejos, se basan en el establecimiento de una rutina saludable para dormir:

·   Establecer un horario regular para ir a la cama, incluyendo los fines de semana.

·   No ingerir bebidas energizantes o estimulantes antes de la hora de descanso.

·   Evitar realizar ejercicio antes de dormir.

·   Disminuir la frecuencia con que se observa la TV o videojuegos.

·   Cenar ligero y sin estimulantes.

·   No llevar los problemas a la cama, tratar de dormir sin estrés o nervios.

·   Evitar dormir más de lo necesario, con 6 o 7 horas es suficiente.

·   No forzar el sueño, de no tenerlo acudir a actividades rutinarias que propicien el sueño.

Accesorios para obtener un buen descanso

Además de seguir las recomendaciones del apartado anterior, es bueno que para obtener un descanso apropiado crees un ambiente propicio. Tu sitio de descanso debe estar predispuesto para tal fin, por lo tanto, te recomendamos adquirir los elementos necesarios para tu comodidad al dormir.

En Luuna, como expertos en descanso, podemos recomendarte la cama que mejor se ajuste a tus necesidades y gustos. Así como el colchón perfecto, las almohadas más cómodas y las sábanas más suaves. Todo esto y más lo podrás encontrar en nuestra plataforma, solicita nuestra asesoría y mejora tu descanso de la noche a la mañana.

Dormir bien y llegar hasta la fase REM es clave para cuidar nuestra mente, cuerpo, salud y nuestra capacidad para reaccionar de manera más efectiva a los estímulos del día a día.

Hay muchas razones para tener un buen descanso y varias maneras para lograrlo.

Bienvenidos a REM, el lugar donde están nuestros sueños más profundos.